Mutualia
Noticia

Tarifa plana y subrogación empresarial

29/01/18 9:30

justicia

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso Administrativo de 14 de noviembre de 2017, recaída en el recurso de casación 78/2017 que establece que la “tarifa plana” establecida por el Real Decreto Ley 3/2014 en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social no es aplicable a los contratos indefinidos que ya lo eran en empresas subrogadas.

El Tribunal Supremo en la sentencia que pasamos a comentar resuelve y confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma del País Vasco de 28 de septiembre de 2016, desestimando así el recurso de casación formulado por una empresa que cuenta entre sus actividades el servicio de limpieza.

Las cuestiones que se suscitaban en casación eran las siguientes:

1º.- Si resultaba de aplicación la reducción en las cotizaciones empresariales por contingencias comunes a la Seguridad Social por contratación indefinida, conocida comúnmente como “tarifa plana” (prevista en el Real Decreto Ley 3/2014 de 28 de febrero de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida), en los casos en los que la contratación indefinida efectuada, en el supuesto analizado 85 trabajadores, eran trabajadores que ya estaban contratados con ese mismo carácter (indefinido) en compañías de las que la empresa interesada es sucesora.

La empresa recurrente mantenía que el Real Decreto no exigía la existencia de puestos de trabajo antes inexistentes en el Sistema General de la Seguridad Social, manteniendo que la finalidad del Real Decreto era obtener una mayor estabilidad en el empleo, considerando que las excepciones previstas en la norma deben ser interpretadas restrictivamente.

2º.- O si por el contrario en los supuestos de subrogación empresarial, donde empresa cedente y la empresa cesionaria son rigurosamente autónomas e independientes, les afecta la exclusión contenida en la letra f) del apartado 3º del artículo único del Real Decreto Ley 3/2014 de 28 de febrero, cuando como ocurre en el caso analizado, los trabajadores contratados por la sucesora ya estaban vinculados a la empresa anterior con carácter indefinido, sin que se disfrutara de la reducción con anterioridad a aquella subrogación.

Del análisis del Real Decreto señalado, así como de la interpretación que se realiza en el  preámbulo del mismo y de las normas hermenéuticas contenidas en el título preliminar del Código Civil, artículo 3.1, el Tribunal Supremo establece que el párrafo c) del apartado 2 del artículo único del Real Decreto 3/2014 exige como requisito para acceder a las bonificaciones a la Seguridad Social “celebrar contratos indefinidos que supongan un incremento tanto del nivel de empleo indefinido como del nivel de empleo total en la empresa”.

Por ello añade el Tribunal Supremo “en los casos en los que la contratación indefinida efectuada se refiera a trabajadores, que ya estaban contratados con el mismo carácter indefinido en las compañías salientes, de las que la empresa interesada o entrante asume los contratos por mandato del convenio colectivo del sector es evidente que no ha habido un incremento del nivel de empleo indefinido por el que no puede entenderse que sea de aplicación la bonificación de la tarifa plana”.

El fundamento de la sentencia del Tribunal Supremo es establecer que solo son aplicables las bonificaciones contenidas en el Real Decreto citado cuando se produce una creación neta de empleo, que es el fin último de la norma.

 

Raquel Martínez. Letrada de la Asesoría Jurídica de Mutualia