Mutualia
Noticia

Regreso tras una excedencia voluntaria:

26/10/17 17:53

desplazamientos
El rechazo de cambio de localidad no equivale a despido

Dos han sido las sentencias recientes del Tribunal Supremo que confirman lo ya mantenido previamente en una sentencia del año 1988 respecto de la excedencia voluntaria, la última de ellas ha sido dictada en julio de 2017 (ST.618/2017, 13 de julio).

El caso a tratar resuelve la cuestión que se le plantea a un trabajador que tras solicitar la reincorporación tras una excedencia voluntaria, se le oferta un puesto de trabajo en una localidad distinta a aquella en la que con anterioridad venía prestando sus servicios, lo que conllevaría incluso a un cambio de residencia dado que en este caso concreto, la distancia es de 300km..

La empresa mantiene que la no reincorporación, tras serle ofrecida una vacante de igual categoría y nivel, supone que el derecho expectante del trabajador se agota, e implica la resolución del contrato de trabajo, dando lugar a un despido por parte de la empresa, mientras que el trabajador mantiene que esa negativa a reincorporarse a una localidad distinta no supone una dimisión ni una renuncia a su derecho al reingreso, sino que se mantiene el mismo, siendo obligación del empresario la realización de una oferta en cuanto surja una vacante adecuada para el trabajador.

En buena lógica, la negativa de la empresa a incorporar laboralmente al trabajador no pude suponer en ningún caso una equivalencia con un despido, dado que el derecho del trabajador excedente voluntario a reincorporarse laboralmente, se entiende referido al ámbito de la empresa, entendiendo por tal, el marco geográfico en el que el trabajador desempeña su trabajo y no en sentido amplio de unidad empresarial, mantener lo contrario, nos llevaría a abrir una vía para que la empresa hiciera irrealizable el derecho de vuelta al trabajo que legalmente tiene reconocido el trabajador desde que le fue concedida la excedencia, esta sería la solución más equilibrada, dado que si bien el Estatuto de los Trabajadores se refiere a la empresa en sentido amplio y no al centro de trabajo, no escapa al entendimiento la dificultad de interpretar el contenido del artículo en sentido estricto y las consecuencias negativas que esto supondría para el trabajador.

El Tribunal Supremo establece que no se ha producido un despido improcedente por parte de la empresa, ni tampoco la renuncia o dimisión por parte del trabajador, manteniéndose inalterada la situación previa y por tanto el derecho expectante a una futura reincorporación.

 

María Urizar,  Asesoría Jurídica