Mutualia
Noticia

En el despido colectivo es posible el despido de la mujer embarazada

26/03/18 11:28

Photo by freestocks.org from Pexels (https://www.pexels.com/photo/pregnant-woman-wearing-marled-gray-sweater-touching-her-stomach-54289/)

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea acoge en su sentencia de 22 de febrero de 2018, la posibilidad de despedir a trabajadoras embarazadas (entiéndase el periodo comprendido entre el comienzo de su embarazo y el final del permiso de maternidad), cuando el mismo se produzca dentro de un despido colectivo.

El caso planteado como cuestión prejudicial por el Tribunal Superior de Cataluña, viene a resolver la duda sobre su oposición o no, a las distintas directivas europeas existentes en la materia, concretamente la nº 92/85, sobre seguridad y salud de la trabajadora embarazada, y la nº 98/59 sobre despidos colectivos, valorando la legalidad del despido de una trabajadora de Bankia efectuado en el marco de un despido colectivo estando embarazada.

El Estatuto de los trabajadores en su artículo 51 recoge dentro del despido colectivo, que el mismo deberá ir precedido de un periodo de consultas con los representantes de los trabajadores para valorar los criterios de prioridad de permanencia en la empresa, en el presente caso, realizado el mismo, la trabajadora, se encontraba con una de las valoraciones más bajas, por tanto procedía la extinción de su contrato.

Las cuestiones planteadas, versan sobre la correcta trasposición a la normativa española del art.10 de la D.92/85, que prohíbe, salvo casos excepcionales, el despido de trabajadoras embarazadas.

Partiendo de la base de que la empresa conocía el estado de la trabajadora, y por tanto, parte el Tribunal de un hecho no hipotético, el artículo de la directiva a debatir, establece que los Estados Miembros tomarán las medidas necesarias para prohibir el despido de las trabajadoras embarazadas, salvo en los casos excepcionales no inherentes a su estado, así, el despido colectivo español se refiere a aquellos efectuados por el empresario, por uno o varios motivos no inherentes a la persona, por tanto se respeta la protección particular para la mujer estableciendo esa salvedad, respondiendo así a la primera de las cuestiones planteadas, siendo que, además, el empresario podrá llevar a cabo dicho despido sin comunicar más motivos que los justificativos y objetivos del despido colectivo.

De igual forma, no se establece ni una prioridad de permanencia en la empresa ni una prioridad de recolocación en otro puesto de trabajo aplicables con anterioridad a ese despido para trabajadoras embarazadas, cuestión que sí queda regulada a través de la negociación colectiva para otro tipo de colectivos ( trabajadores con una determinada edad, cargas familiares concretas,…), a los que se podrá despedir, pero deberán alegarse razones excepcionales para ello, por tanto, sólo si consta en la negociación colectiva dicha prioridad para las embarazadas, gozarán de la misma, no existiendo esa regulación en el caso planteado.

Por tanto, se permite el despido de una trabajadora embarazada con motivo de un despido colectivo siempre que no sea por razones relacionadas con el embarazo y que existan motivos justificados por el empresario para dicha decisión, admitidos dentro del derecho nacional.

María Urizar. Letrada de la Asesoría Jurídica de Mutualia