Mutualia
Preguntas Frecuentes

No, en la cuota mensual que paga el autónomo en la Tesorería  se  incluye ya una parte  que  se destina a garantizar el  derecho a recibir las diferentes prestaciones de Mutualia. 


El documento de adhesión es necesario para la formalización con la mutua. Tiene una vigencia temporal de un año, prorrogable por períodos anuales, salvo notificación expresa por parte del autónomo con fecha anterior al 1 de Octubre.

En el documento de adhesión a Mutualia se encuentran especificados los siguientes datos:

  • Los derechos y deberes del trabajador y de la mutua.
  • La fecha en que nace y se extinguen los efectos de la adhesión
  • Los datos personales del trabajador
  • El régimen y número de Seguridad social del trabajador.

El documento de adhesión ha de estar firmado por el autónomo, para poder obtener las prestaciones económicas por las que está cotizando.



Es la situación en que se encuentra el trabajador que, por causa de enfermedad o accidente, está imposibilitado con carácter temporal para el trabajo y precisa asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

Los accidentes no laborales y las enfermedades comunes constituyen las denominadas contingencias comunes

Su duración máxima es de 12 meses. Es prorrogable por otros 6 meses cuando se presuma que durante ellos pueda el trabajador ser dado de alta médica por curación.

Se considerará accidente no laboral el que, conforme a lo establecido en el artículo 115 (PDF 1MB), no tenga el carácter de accidente de trabajo




  • Con cobertura de accidente de trabajo.
  • Sin cobertura de AT
    • Acuda al centro sanitario público más cercano 

La contingencia profesional en el colectivo de trabajadores autónomos difiere a los trabajadores del régimen general.

En este colectivo, se considera ACCIDENTE DE TRABAJO al ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación de dicho Régimen Especial.

Se excluyen en dicha definición los accidentes in-itinere (ocurridos al ir o al volver del lugar de trabajo)

El art. 26.3 de la LETA amplía el Concepto de Accidente de Trabajo para determinados colectivos (TRADE y Actividades de Riesgo que se determinen) “toda lesión corporal que sufra el trabajador con ocasión o por consecuencia de la actividad profesional” “el que sufra el trabajador al ir o volver del lugar de la prestación de la actividad”

Se considerará  ENFERMEDAD PROFESIONAL  la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta propia en las actividades que se especifiquen en el cuadro  aprobado por Real Decreto 1299/2006 (PDF 1,93MB) y por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta Ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.


  • Con cobertura de accidente de trabajo: Partes de asistencia en caso de Accidente de Trabajo.
  • Sin cobertura de AT : acuda al centro sanitario público más cercano con su tarjeta sanitaria. 


Si tiene trabajadores por cuenta ajena si, sino y en función de la actividad que realice le pueden solicitar cierta documentación en la materia. Consulte el apartado de Prevención o póngase en contacto con nuestro departamento de prevención prevención@mutualia.es



El desempleo de los autónomos  es un concepto que se utiliza con frecuencia, de forma errónea,  para denominar a  la  prestación de  Cese  de Actividad.


No, los autónomos que tengan cubierta su cobertura de contingencias profesionales por Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional, obligatoriamente tendrán que cotizar también por cese de actividad.


Sí, lo es.

Sólo si se cotiza con Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, obligatoriamente se tiene que cotizar por el cese de actividad. Salvo en el caso de los trabajadores autónomos que desarrollen actividades profesionales que sean determinadas por el Gobierno como con mayor riesgo de siniestralidad y que se encuentren en situación de pluriactividad, y tengan cubierta la prestación por desempleo en otro régimen de Seguridad Social cotizando al menos por la base mínima del grupo de cotización correspondiente, en tanto se mantenga esta situación, no tendrán la obligación de incorporar la cobertura de la protección por cese de actividad.


En la Mutua  con la que se tenga cubierta la protección por contingencias profesionales. Excepto para aquellos autónomos que mantengan esta cobertura con una Entidad Gestora (INSS o Instituto Social de la Marina), la gestión corresponde al Servicio Público de Empleo Estatal en el primer caso y al propio Instituto Social de la Marina en el segundo.  


No, puesto que a pesar de ir unida la cotización por Accidente de Trabajo y Enfermedades Profesionales a la del cese de actividad, por esta última se empezó a cotizar con la entrada en vigor de la Ley por lo que solo cuenta el tiempo en el que se ha cotizado específicamente por ella, en este caso a partir de 1 de noviembre de 2010.


Si, puesto que la ley entró en vigor el 6 de noviembre de 2010, es a partir de este mes cuando se empezó a cotizar por cese de actividad, por lo que ya ha transcurrido  elperíodo mínimo de cotización necesario para percibir la prestación. Por tanto en noviembre de 2011, aquellas personas que ya cotizaban por cese de actividad desde noviembre de 2010, pudieron tener  ya tderecho a percibir la prestación, siempre y cuando cumplieran con el resto de requisitos exigidos por la Ley 32/2010 y el RD 1541/2011 de desarrollo de la misma.


Hasta el último día del mes siguiente al que se produjo el cese de actividad, teniendo por tal, en caso de discrepancia entre la fecha en la que el trabajador se ha dado de baja en el régimen especial de autónomos y la que constare en otra documentación aportada por el trabajador,  aquella que se derive de la documentación contable, fiscal y/o administrativa que acredite la concurrencia de la situación legal de cese.


Si. Pero en tal caso se descontarán del período de percepción de la prestación y de la contización los días que medien entre la fecha de fin de plazo (ultimo día del mes siguiente al cese) y la fecha en que se presentó.


A partir del primer día del mes siguiente a aquel en que se produjo el cese. Por ejemplo si se cesa en la actividad en julio el disfrute de la prestación comenzaría el  1 de agosto.

En el caso del Trade además de haber finalizado su relación con el cliente principal no podrá tener actividad con otros clientes a partir del día en que se inicie el cobro de la prestación.


Sí, pero para tener derecho al reconocimiento de una nueva prestación tendrán que transcurrir 18 meses desde la extinción de la prestación anterior y siempre que se cumplan los requisitos legales.


La Mutua se hace cargo de la cuota a la Seguridad Social de contingencias comunes, a partir del mes siguiente al del cese de actividad, siempre que se solicite en el plazo previsto. En otro caso se hará cargo a partir del día de la solicitud.

En el caso del autónomo dependiente (TRADE), cuando haya finalizado su relación con el cliente principal, en el supuesto de que, en el mes posterior al hecho causante, tuviera actividad con otros clientes, el órgano gestor estará obligado a cotizar a partir de la fecha de inicio de la prestación.


Únicamente se tienen en cuenta y pueden acumularse las cotizaciones por cese de actividad efectuadas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, Régimen Especial del Mar, y Sistema Especial de Trabajadores Agrarios, siempre que en cualquiera de ellos el último periodo cotizado sea de 12 meses inmediatamente anteriores al cese de actividad.


No, para tener derecho a la prestación tienes que justificar que el cese de actividad es involuntario y por tanto acreditar que el cierre de tu establecimiento es por motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos que hacen inviable continuar con la actividad económica o profesional.


Si, cuando se tenga derecho a la prestación y se tengan pendientes de percibir al menos 6 meses, siempre que se acredite que se va a realizar una actividad como trabajador autónomo o socio trabajador de una cooperativa de trabajo asociado o sociedad de carácter laboral diferente a la que venía realizando antes del cese que motivó el reconocimiento de la prestación y que requiera una inversión.


No. Si durante la prestación por cese de actividad se pasa a la situación de Incapacidad Temporal, se pasará a cobrar la prestación de Incapacidad Temporal, en la misma cuantía que la prestación por cese de actividad. Ahora bien, si finaliza el tiempo de duración del cese de actividad pero continuase en situación de Incapacidad Temporal, se seguirá percibiendo la prestación de Incapacidad Temporal en la misma cuantía en la que venía percibiendo, en caso de tratarse de una recaída de un proceso previo y en cuantía igual al 80% del IPREM si se trata de un nuevo proceso.


Si mientras se está en situación de Incapacidad Temporal se produce el cese de actividad, se seguirá cobrando la prestación de Incapacidad Temporal, en la misma cuantía que le corresponde por cese de actividad, hasta que la misma se extinga, en cuyo momento se pasará a percibir la prestación por cese de actividad, descontando el período que se ha estado en Incapacidad Temporal a partir de la fecha de situación legal de cese de actividad; debiendo de presentar la solicitud en el plazo de 15 días desde la finalización del periodo de incapacidad temporal.


Si el hecho causante de la protección por cese de actividad se produce mientras se está en situación de baja por maternidad o paternidad, se seguirá percibiendo la prestación de maternidad o paternidad hasta que la misma extinga, en cuyo caso se pasará a percibir siempre que se reúnan los requisitos legales, la prestación de cese de actividad en su totalidad.


La pérdida de la licencia administrativa, siempre que la misma constituya un requisito para el ejercicio de la actividad económica o profesional y no venga motivada por la comisión de infracciones, faltas administrativas o delitos imputables al autónomo, dará paso a la situación legal de cese de actividad por lo que si tiene derecho a solicitar la prestación siempre que se cumplan el resto de requisitos requeridos por la legislación.


Uno de los requisitos para tener derecho a la prestación por cese de actividad es no tener cumplida la edad ordinaria de jubilación aunque no se haya solicitado la misma. La única excepción son los casos en los que el trabajador autónomo, pese a haber cumplido la edad legal de jubilación, no acumula el período de cotización requerido. Para poder acceder a la condición de pensionista. En este caso si tendría derecho a la prestación de cese de actividad.