Mutualia
Prestaciones por Incapacidad Temporal por Accidente de Trabajo

Las personas trabajadoras del colectivo de autónomos pueden optar por  asegurar en Mutualia la cobertura de accidente de trabajo y enfermedad profesional.
Esta cobertura es optativa  y viene a ampliar  la cobertura  obligatoria de la prestación económica por incapacidad temporal por contingencias comunes. 





Se presta a los  autónomos que tengan contratada con Mutualia la cobertura de accidente de trabajo, de la manera más completa en los centros propios de la Entidad.

Nuestro servicio se basa en:

  • Atención las 24h. del día, los 365 días del año

Sin listas de espera ya sea en urgencias, quirófano, consultas externas, o rehabilitación.

  • Inmediatez y cercanía:

Catorce centros asistenciales propios , localizados en puntos estratégicos del País Vasco para que el trabajador reciba atención médica lo antes posible que se completa con la red asistencial de Corporación mutua, dotada con más de 340 centros propios, distribuidos por toda la geografía española, de los cuales 8 son hospitales propios y 238 son centros asistenciales. Red asistencial de Mutualia

  • Los últimos avances en técnicas medico-quirúrgicas:

Los tres centros hospitalarios propios, situados en cada una de las tres capitales de la CAPV son una referencia en la asistencia del accidente de trabajo y en el tratamiento de las enfermedades profesionales

  • La calidez asistencial:

Un equipo humano altamente motivado y cualificado que velan por la salud de los pacientes.

  • Máximas prestaciones sanitarias:

Asumimos la asistencia sanitaria con medios PROPIOS y concertados, que garantizan una atención de CALIDAD en consultas, urgencias, hospitalización, cirugía y rehabilitación, así como los gastos complementarios que puedan generarse durante todo el proceso de tratamiento del paciente.

Todas las prestaciones de asistencia sanitaria precisas por las lesiones sufridas en accidente de trabajo o enfermedad profesional, se reconocen a los trabajadores protegidos de la Entidad durante el tiempo que su estado patológico lo requiera, aún después del alta médica correspondiente, con posterioridad a la declaración de la incapacidad permanente que proceda, después de finalizada la relación laboral, e incluso en la condición de trabajadores pasivos o pensionistas.

.- Abono de gastos de viajes por desplazamiento al centro asistencial correspondiente (urgencias y consultas), por medio de transporte de carácter publico

.- Gastos reembolsables para reposición de gafas y lentillas, rotas o estropeadas con motivo de accidente laboral, según prescripción facultativa procedente.

.- Costo de audífonos para suplir lesiones residuales de accidente de trabajo y enfermedad profesional, según prescripción facultativa de la especialidad.

 

  • Servicio de ambulancia 24 H

Mediante conciertos con diferentes empresas especializadas, les ofrecemos una completa red de ambulancias con servicio permanente las 24 H.


  • Estar afiliado y en alta en el Régimen en la fecha del hecho causante (baja médica).
  • Tener suscrita cobertura correspondiente con Mutualia en la fecha del hecho causante.
  • Estar al corriente en el pago de las cuotas en la fecha de la baja médica.

La cuantía se obtiene aplicando los porcentajes correspondientes a la base reguladora.

Porcentajes:
Se abonará el 75% de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja.
Es necesario tener la mejora de contingencias profesionales y que el accidente/enfermedad profesional sea consecuencia directa e inmediata de su actividad profesional, quedando excluidos los accidentes al ir o al volver del lugar del trabajo, excepto en los TRADE (Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes), que sí los tienen protegidos.
Los partes  de baja y del alta los expide su médico de Mutualia.

Base reguladora:
Estará constituida por la base de cotización del trabajador correspondiente al mes anterior al de la baja médica, dividida entre 30. Dicha base se mantendrá durante todo el proceso, incluidas recaídas, salvo que el interesado hubiese optado por una base de cotización inferior, en cuyo caso, se tendrá en cuenta esta última.


La duración máxima será de 365 días, prorrogables a otros 180 cuando se presuma que en este tiempo el trabajador pueda ser dado de alta por curación.

Agotado este  plazo de 365 días serán el Instituto Nacional de Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina para trabajadores del Régimen del Mar, quienes a través de los órganos competentes para evaluar, calificar y revisar la incapacidad permanente del trabajador, reconocerán  la situación de prórroga expresa con un límite de 180 días más, determinarán la iniciación de un expediente de incapacidad permanente o emitirán el alta médica.

Cuando la situación de incapacidad temporal se extinga por el transcurso del plazo de 545 días, se examinará necesariamente, en el plazo máximo de tres meses, el estado del incapacitado a efectos de su calificación, en el grado de incapacidad permanente que corresponda.

No obstante en aquellos casos en los que, continuando la necesidad de tratamiento médico por la expectativa de recuperación o la mejora del estado del trabajador con vistas a su reincorporación laboral y la situación clínica del interesado hiciera aconsejable demorar la calificación de incapacidad, ésta podrá retrasarse por el período preciso que en ningún caso podrá rebasar los 730 días desde la fecha en que se haya iniciado la incapacidad temporal.

Recaídas: agotado el plazo de 365 días, si el INSS (o ISM) ha emitido un alta médica  sólo estos organismos serán competentes para determinar si tiene o no efectos económicos una nueva baja médica producida en el plazo de los 180 días posteriores a la citada alta.


Para proceder al abono del subsidio deberá presentarnos la solicitud cumplimentada y los documentos que se relacionan en los formularios.

Le recordamos que la presentación de la declaración de situación de actividad (Mod. IT-F3)  después del plazo reglamentario de quince días desde la baja médica podrán suponer la reducción o pérdida de la prestación económica de incapacidad temporal.